CLP

El reglamento CLP (Reglamento (CE) n º 1272/2008 entró en vigor el 20 de enero de 2009 debido a la necesidad de incorporar a la legislación comunitaria los criterios del Sistema Globalmente Armonizado (GHS) de las Naciones Unidas sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas químicas para lograr una armonización a nivel internacional.

El CLP tiene entre sus principales objetivos determinar si una sustancia o mezcla presenta propiedades que deban ser clasificadas como peligrosas. Una vez identificadas dichas propiedades y clasificada la sustancia o mezcla en consecuencia, deberán comunicarse los peligros detectados a través del etiquetado. Así mismo, para velar por el suministro seguro de las sustancias y mezclas peligrosas se establecen disposiciones relativas al envasado.

Dado que se trata de un Reglamento Europeo, el Reglamento CLP se aplica directamente en todos los Estados Miembros desde el 20 de enero de 2009, con unos periodos de adaptación al mismo, siendo obligatorio en todos sus aspectos desde Junio de 2015.

El Reglamento CLP tiene en cuenta gran parte de las recomendaciones del GHS, sin embargo, introduce variaciones sobre el mismo (frases EUH, notificación a los centros toxicológicos conforme su artículo 45…)

CHEMETER clasifica de forma automática sus productos de conformidad al Reglamento (CE) nº1272/2008 (CLP).